El oculto campo de trabajo franquista de Garganta de los Montes

IMG-20191201-WA0017
Estado actual de los barracones del destacamento penitenciario de Garganta de los Montes / Guerra en Madrid

Garganta de los Montes es un precioso pueblo de la sierra norte de Madrid en el que parece no haber pasado el tiempo. Unos pocos alojamientos rurales y algún restaurante reciben a los turistas entre sus casas de piedra, sus calles adoquinadas y sus pequeñas fincas repletas de vacas. Hasta aquí todo parece normal, sin embargo, lo que no saben los viajeros que llegan hasta aquí (ni muchos lugareños) es lo que sucedió en esta localidad serrana en la posguerra. Unas misteriosas ruinas aguantan el paso del tiempo, rodeadas de zarzas y maleza junto a una vieja estación abandonada.

Antes de entrar en materia dos breves apuntes sobre Garganta de los Montes durante la Guerra Civil. Tras estudiar minuciosamente la Causa General, llegamos a la conclusión de que en su término municipal no se produjo ningún asesinato ni detención entre 1936 y 1939, lo que nos hace entender que la vida de sus gentes durante la contienda fue más o menos plácida. Obviamente, el pueblo quedó encuadrado en zona republicana y estuvo controlado en todo momento por un pequeño comité revolucionario que solo permitió que la iglesia parroquial fuera saqueada por una partida de milicianos foráneos.

IMG-20191201-WA0015
Torre hidroléctrica del campo de prisioneros / Guerra en Madrid

El lector también tiene que entender que tras los combates iniciales por el control de Somosierra, el frente de la sierra norte de Madrid se estabilizó hasta casi el final de 1939, convirtiéndose en una zona “casi dormida”. Como consecuencia de esta “tranquilidad”, Garganta de los Montes y los municipios de alrededor como el Cuadrón o Lozoya se convirtieron en el lugar idóneo para la infiltración de espías franquistas que intentaban penetrar en la retaguardia republicana para obtener información del enemigo. De ellos hablamos largo y tendido en nuestro libro “La Quinta Columna” de la Esfera de los Libros.

Tras este breve apunte para contextualizar el tema, vamos a centrarnos en la verdadera razón de ser de este artículo de nuestra web. En la posguerra, Garganta de los Montes albergó un campo de trabajo franquista, del que muy pocas personas saben, a día de hoy, su existencia. En la actualidad solo se conservan unos pocos restos de este campamento que estuvo situado en las inmediaciones de la antigua vía de tren, a las afueras de la localidad. Entre las ruinas del destacamento penal de Lozoyuela o Lozoya (como era conocido oficialmente), todavía se puede observar la presencia de los antiguos barracones de los presos, la puerta de acceso al campamento o una torre hidroléctrica que desconocemos si realmente llegó a funcionar. En el fantástico blog “Guerra en la Universidad”, tenéis dos artículos muy interesantes donde podéis ampliar información sobre este asunto que nos compete.

El destacamento penal de Garganta de los Montes empezó a funcionar en febrero de 1944 (hace 75 años) con el objetivo de que los reclusos contribuyeran a la construcción de un tramo de la línea férrea entre Madrid y Burgos. A diferencia de otros destacamentos penales, el que nos ocupa no estaba formado por presos políticos sino por reclusos comunes que querían redimir su condena realizando trabajos forzados. En las memorias de la Dirección General de Prisiones de 1945, se dice que la gestión del destacamento penal corrió a cargo de una empresa llamada Bernal S.A, de la que tan solo sabemos que operaba antes de la guerra.

IMG-20191201-WA0014
Detalle de uno de los candados de acceso al campo / Guerra en Madrid

Un año después de la instalación de este campamento penitenciario, las autoridades decidieron ampliar su número de trabajadores con una partida de 182 presos políticos Según consta en el anuario de la Dirección General de Prisiones, los reclusos políticos estaban perfectamente separados del resto y las medidas de seguridad con ellos eran mucho “más estrictas”. En relación con los presos condenados por delitos comunes que trabajaron aquí, en su mayoría habían cometido acciones “contra la propiedad” o habían realizado actividades vinculadas con el estraperlo.

En concreto, los presos de Garganta de los Montes se dedicaron, sobre todo, a la construcción del túnel de Mata-Águila, que hoy en día no se encuentra en óptimas condiciones. Sin embargo, sabemos que su construcción fue una obra de ingeniería bastante importante de la época, posiblemente la más importante después de Somosierra. El túnel en el que trabajaron los reclusos de nuestra localidad tenía una longitud de 2.482 metros, una distancia muy elevada que obligó a abrir un sub-destacamento de presos en la boca del mismo.

Sabemos por medio de otro blog muy interesante, “Historias del Tren”, que el destacamento penitenciario de Garganta de los Montes contó con más de 500 penados que estuvieron trabajando a gran velocidad durante casi dos años. En junio de 1946 las dos galerías del túnel se estaban terminando de calar y ya en 1947, tras los trabajos de consolidación de la estructura, la obra quedó finalizada.

IMG-20191201-WA0009
Apeadero de la estación de tren junto al campo de trabajo de Garganta de los Montes /Guerra en Madrid

Como antes hemos dicho, hoy en día casi nadie sabe que en Garganta de los Montes se estableció un destacamento penitenciario durante la posguerra del que casi nadie se ha dedicado a investigar. Solo las ruinas de los barracones, así como el apeadero de la estación abandonada nos hacen mirar al pasado con cierto interés por averiguar más detalles de la historia inédita de Madrid.

Fuentes consultadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s